COMO ORGANIZARSE MEJOR CON LAS TAREAS DEL HOGAR TENIENDO UN BEBÉ


Lo enfoco a esas madres que además de ser amas de casa, a la vez tienen que atender las necesidades de su bebé o hijo pequeño el cual aun no va a la guardería.

No es sencillo llevar una casa bien ordenada y limpia al día si además te toca cuidar de tu bebé, no, no es nada fácil. Y mas si a eso le añades que tienes poca ayuda o nada y te ha tocado un nene muy demandante. Además es ultra aburrido tener que hacerlo, pero no queda otra si no disponemos de capital para que esto lo haga una asistenta y queremos vivir en un entorno limpio y decente. Parece misión imposible pero no os preocupéis, no hay nada imposible si sigues los tips que te voy a ofrecer mas abajo.

Si el primer mes tras dar a luz, no podéis atender bien la faena de casa, primero es recuperarse y el bebé, luego todo lo demás. Pedid ayuda si hace falta, a vuestra pareja, algún familiar o si os lo podéis permitir pagad a alguien para que se encargue de las tareas del hogar, al menos el primer mes hasta que te encuentres mejor y puedas valerte de verdad por ti misma.

Una vez haya pasado todo el “calvario”, pongámonos manos a la obra. En primer lugar, para poder hacer las cosas bien y con eficiencia, tendremos que estar de buen humor, sí, eso he dicho 😅, y con las pilas cargadas. Si tienes depresión postparto o simplemente eres una persona que tiende a estar deprimida, eso hace que se te quiten las ganas de estar activo y probablemente tengas la casa, la mayoría de veces muy desordenada. Hay que ponerle remedio, ya sea con ayuda psicológica o pidiendo apoyo moral si hace falta a algún allegado. Y lo de la energía pues ya es cuestión de comer bien y tomar vitaminas si fuera necesario.

VAYAMOS AL GRANO:

 Para empezar, tenemos que dormir bien, unas ocho horas como mínimo. Intentar llevar una rutina, por ejemplo, acostarnos a las 23:00 y levantarnos a las 7:00. Si tienes la suerte de que tu bebé sigue durmiendo, aprovecha para asearte y desayunar tranquilamente. Luego friega lo que hayas ensuciado del desayuno sumado a los platos que no pudiste fregar anoche. A continuación organiza y ordena los trastos que estén de por medio y barre el suelo de la casa y la terraza/jardín (si tienes). Si tu hijo ya gatea o camina, es muuy importante lo de barrer antes de ponerlo en el suelo, ya que se puede meter cualquier porquería en la boca y comérselo, no seria plan.

Hecho esto, lo mas probable es que tu niño ya se haya despertado. Así que atiéndelo y luego ya terminarás lo que te quedó por hacer. Recordad que lo mas importante es el bebé, luego todo lo demás, nos necesitan y mucho 😇. Una vez hayamos atendido a nuestro hijo, nos lo llevaremos detrás y le ofreceremos algún juguete para que este se entretenga y así poder seguir con la faena, pero sin quitarle ojo al niño, por que nunca se sabe lo que le pueda pasar por esa cabecita curiosa, no hay que fiarse, al fin y al cabo no es mas que un bebé.

A continuación, haremos las camas, pasaremos un plumero por los muebles para quitar el polvo, una vez esto, prepararemos la comida y mientras esta se va haciendo pondremos una lavadora. Mientras se hace la comida y la colada, podemos ‘medio preparar’ la cena para la noche y así avanzar un poco. Por ejemplo, si piensas hacer carne con patatas para cenar, pues pelamos y cortamos las patatas y las dejamos en un recipiente con agua en la nevera, así por la noche que ya estamos bajos de batería, tendremos menos trabajo.

 Después de comer y haber atendido de nuevo al niño (darle la comida, cambiarle el pañal etc), fregaremos la vajilla que hayamos ensuciado, volveremos a barrer el suelo y además lo fregaremos. Si tienes la suerte de tener un suelo bonito y de calidad, de estos que no se ensucian con facilidad, entonces no será tan necesario fregar a diario, cada dos días estará bien.

Y ahora pues es hora de tumbarnos a descansar un poco, o bien echarnos una siesta, ver la tele, leer, lo que nos apetezca, por que después de todo ese palizón, nos lo hemos ganado con creces.

Para tener la casa “siempre” limpia y ordenada, hay que seguir una rutina, ya sea la que os he recomendado, o la que os parezca a vosotras. Si un día estáis malas o tenéis al niño enfermo, entonces ese día no se considerarán primordiales las tareas. Al día siguiente ya será otro día y se podrá hacer las cosas.

Una buena pauta sería anotar en un calendario o agenda unas cuantas cosas. Dos días de la semana “limpiar baño” y “cambiar sábanas" y otro día de la semana “limpiar muebles a fondo”(esto incluye los marcos de las puertas). Una vez al mes limpiar ventanales. Lo ideal es intentar hacer toda la faena de casa por la mañana y así tener la tarde libre para ir a comprar, llevar al niño al parque o lo que nos surja. Intentar fregar siempre la vajilla que usemos al momento para que no se acumule e ir manteniendo el orden. Si os podéis comprar un lavavajillas y una lavadora con función secadora, mucho mejor por que os ahorrareis un montón de tiempo y agilizareis mucho las cosas.

Ser ama de casa y madre lo considero un trabajo y duro. Te agota mental y fisicamente. Pienso que está muy poco valorado. Muchos no saben lo estresante y cansado que puede llegar a ser. De hecho hay un estudio reciente, el cual dice que encargarte de tu hijo pequeño y llevar la casa al día, cansa y agota mas que cualquier otro trabajo. Y yo lo corroboro!!😓


Y tú, como te organizas con las labores del hogar? Si me quieres dar unos consejos, serán bienvenidos 💜.

Comentarios

Entradas populares