LUNES DE HISTORIETA





Hará cosa de dos semanas, me encontraba limpiando el polvo de los muebles, cuando de repente oí a un pájaro graznar fuerte, como excitado en la terraza. Así que salí a ver que ocurría y me encontré con el panorama, un gato intentando cazar a una ninfa(carolina). Intervení y espante al gato para salvar a la ninfa, por suerte lo conseguí.

 Era jovencísima, le acerqué el dedo y para mi sorpresa subió. La pobre estaba muy nerviosa del miedo que había pasado. La dejé en el salón, le puse agua en un caharrito y me fuí de inmediato a una tienda de animales a comprarle comida específica para ella.

 Al volver, saqué una jaula que tenía en casa y la limpie a conciéncia, le puse comida , agua y a continuación metí dentro al animalito. La soltaba a ratos, mayormente quería estar suelta y era sociable, le gustaba la gente, se ponía en el hombro y comía de la mano. En casa nos habíamos hecho ilusiones con el pájaro, por que tres semanas antes se nos murió una hurraca que teníamos y la ninfa vino así de golpe como un regalo caído del cielo o algo así.

Pero a los dos días, estaba Pepita (así la llamamos) posada en la mano, y de golpe y porrazo se empezó a desvanecer, y minutos después había fallecido. Nos llevamos un gran chasco, por que el animal comía y parecía que estaba bien.

Quizás llevaba mucho tiempo perdida y estaba peor de lo que pensábamos, o quizás el gato le había hecho mas daño de lo que parecía. Aunque al menos, no murió atacada y devorada por un gato, como hubiera sucedido si no llego a estar yo ahí en ese momento. Una pena, pero así es la vida, desgraciádamente pasan muchas cosas inesperadas.

Allá dónde esté Pepita, que en paz descanse 😢.


De vez en cuando contaré una vivencia o historieta, ya sea que me hayan contado o la haya vivido. Esta en concreto, la he vivido yo (bueno creo que es obvio 😅).

Comentarios

Entradas populares